De acuerdo con las diferentes iniciativas políticas nacionales e internacionales para el desarrollo sostenible, que promocionan la sustitución de recursos no renovables por otros renovables y la minimización del impacto ambiental de productos procesados cuando finalizan su vida útil, el objetivo principal del proyecto consiste en desarrollar nuevas formulaciones de adhesivos medioambientalmente amigables, a partir de recursos renovables, con propiedades funcionales mejoradas respecto a las formulaciones existentes y/o ajustables o controlables a demanda, dependiendo de la aplicación a la que se destinen. Se tomarán como sistemas objeto de estudio formulaciones basadas en aceites vegetales y/o ligninas residuales, del tipo poliuretanos o resinas epoxi, incluyendo diferentes agentes entrecruzantes (di- o poli-isocianatos o di- o poli-epoxidos ) y agentes bloqueantes fotoactivos (orto-nitrobencilos y cumarilos) para el control del curado. Alternativamente, algunas propiedades funcionales de los bio-adhesivos podrán ser modificadas mediante inclusión de algún biopolímero como el quitosano. Se pretende controlar el proceso de curado mediante fotoactivación, siguiendo la cinética del curado en función de parámetros reológicos, y encontrar una relación entre las propiedades funcionales del bio-adhesivo para una determinada aplicación y su composición. Así, se prevé que diferentes parámetros estructurales y variables de composición como el tipo de lignina, aceite vegetal, peso molecular del biopolímero, o la relación molar agente entrecruzante/monómero, sean determinantes de las propiedades mecánicas del adhesivo resultante y, consecuentemente, del tipo de aplicación. Para ello, será necesario entender los diferentes tipos de mecanismos de adhesión en diferentes sustratos (madera, metal, plástico, papel, tejidos,…) y controlar mediante foto-activación el proceso de curado. Así, se estudiará y ajustará la cinética de curado mediante técnicas de bloqueo reversible de grupos funcionales por acción de la irradiación con luz visible o UV. La utilización de diferentes técnicas químicas de protección de grupos funcionales será importante para controlar el grado de entrecruzamiento y el proceso de curado. Por otra parte, se pretende investigar el papel de las propiedades reológicas y superficiales en los mecanismos de adhesión, de forma que pueda actuarse sobre ellas mediante modificación de la composición. La caracterización reológica de estos adhesivos y el seguimiento de sus propiedades mecánicas con el tiempo, será fundamental para discernir la adecuación de los mismos para una aplicación concreta. Una correcta y completa caracterización química, física y mecánica de los adhesivos desarrollados, incluyendo sus propiedades reológicas y superficiales y los ensayos normalizados de adhesión, permitirá validar los diferentes métodos de síntesis y las modificaciones químicas propuestas. Como hito relevante, se espera poder conseguir una serie de formulaciones adhesivas, técnicamente competitivas, para maderas y conglomerados, metales (acero, aluminio, etc…), materiales textiles (algodón, poliéster, etc…), papel o plásticos (polietileno, poliestiereno, EVA, bioplásticos, etc…), respectivamente, con propiedades funcionales ajustables a demanda.